Aunque mucha gente desconoce qué es un seguro de decesos, se trata de una póliza para afrontar los gastos que genera un entierro o incineración del asegurado. Elegir un seguro de defunción no es una tarea sencilla. Sin embargo, antes de acudir a cualquier comparador, es muy recomendable seguir estos consejos para elegir la mejor póliza.

Consejos para contratar un seguro de decesos

Antes de comenzar con la búsqueda, debemos tener presente qué cuesta un seguro de decesos y cuál va ser el presupuesto que estamos dispuestos a pagar. Lo más importante es comparar diferentes aseguradoras, las coberturas que ofrecen y asegurarnos de que no se duplican. En este sentido, puede ser útil buscar las opiniones de clientes para hacer una valoración completa.

Conocer qué garantías ofrece el seguro de decesos y los límites de los costes, será de utilidad para evitar sorpresas en el futuro. Algunos seguros no cubren todos los servicios que necesitamos y no son útiles. Ni el más barato es el peor, ni el más caro será el mejor seguro.

qué incluye un seguro

Todo depende de cuáles sean nuestras necesidades. Debemos tener en cuenta que si en algún momento dejamos de pagar el seguro funerario, perderemos el derecho a utilizarlo ya que la póliza se cancelará. De igual manera, es necesario revisar los periodos de carencia, ya que no se puede contratar y usar los servicios en cualquier momento. Una vez firmado, es necesario informar a algún familiar de confianza de la contratación del seguro. 

¿Qué cubren los seguros de defunción?

Como hemos mencionado, hay una gran variedad de seguros y coberturas. Dependiendo del precio y cuota mensual, se cubren algunos servicios o existen algunas excepciones. Por norma general, suelen incluir las siguientes prestaciones:

  • Capilla ardiente.
  • Gastos de inhumación o incineración
  • Coche de acompañamiento.
  • Corona de flores.
  • Servicios religiosos.
  • Tanatorio.
  • Sepultura o nicho temporal.
  • Tramitación legal de documentos.

Además, podemos contar con coberturas adicionales en el seguro de decesos como una indemnización en caso de muerte por accidente, traslados nacionales e internacionales o repatriación. Debemos fijarnos bien en estas cláusulas en caso de que sea necesario añadirlas ya que su coste puede encarecer el precio. En los últimos años, algunas aseguradoras incluyen el “final de la vida digital”, un servicio mediante el cual eliminan el rastro de internet y perfiles de redes sociales una vez fallece la persona.

¿Incluyen los seguros nicho o sepultura?

Por norma general, el nicho o sepultura suele estar cubierto por la aseguradora. La cobertura incluye los gastos y tasas que el ayuntamiento imponga en el lugar donde se produce la inhumación del fallecido. También se incluye, salvo que se indique lo contrario, el pago de la lápida funeraria que se coloque, pudiendo existir un gasto máximo cubierto y limitaciones en el material. 

cobertura seguro defuncion

La cobertura es temporal y dependiendo de la localidad puede variar, pero lo común es que oscile entre los 5 y 10 años. Una vez superado el periodo de alquiler del nicho, la familia podrá decidir si quiere pagar un nuevo alquiler, en esta ocasión, siendo ellos los que deberán correr con los gastos. Debemos tener en cuenta que si el nicho no es de nuestra propiedad y no se paga el alquiler, el ayuntamiento puede actuar de oficio y retirar los restos. En el caso de contar con un panteón familiar, se aconseja adecuar los servicios que se contratarán.

¿Cómo es el proceso de contratación?

Una vez hayamos analizado todas las propuestas de cobertura y tengamos nuestra elección, podremos hacer la contratación. Rellenaremos un documento de solicitud con todos los datos personales. Este no es vinculante ni tiene validez legal hasta que no es aprobado por la compañía aseguradora

Una vez la empresa recibe los datos, emitirá la póliza en un plazo de 20 a 30 días. Cuando recibamos la información de la póliza, es importante que revisemos todas las condiciones y suplementos que se contemplan, así como las exclusiones.

¿Qué pasa si falleces y no tienes seguro?

No es obligatorio contar con un seguro pero cuando fallece un familiar, nos entran las dudas sobre cómo proceder. El primer paso, sería ponerse en contacto con la funeraria más cercana o de preferencia. Ellos enviarán personal cualificado para realizar la asistencia. También deberemos acercarnos hasta una empresa de arte funerario para elegir la sepultura o columbario.

elegir seguro

No ocurre nada si no tenemos seguro de decesos, ya que ellos realizarán el servicio de igual forma. La única diferencia es que el seguro no se hará cargo de los gastos, sino la familia del fallecido.

En Mármoles Irelia contamos con una experiencia de más de 20 años trabajando con mármol y granito en trabajos de arte funerario. Ponte en contacto con nosotros y te asesoraremos sin compromiso. Atendemos a domicilio en toda Castilla y León.